Consejos para hacer el camino de Santiago

Consejos para hacer el camino de Santiago

Cuando decidimos hacer el Camino de Santiago encontramos muchos consejos muy interesantes para que el recorrido sea completamente mágico. A pesar de ofrecernos paisajes únicos, servicios muy especiales, grandes sorpresas y un destino maravilloso, existen algunos consejos que pueden hacer del viaje una experiencia inigualable.

Se trata de un recopilatorio de Consejos para organizar el camino de Santiago, el mejor viaje de nuestras vidas. Sabemos que se trata de un recorrido muy impactante que, al leer sobre este, veremos cómo resaltan maravillosas experiencias. Sin embargo, para incrementar la aventura y mejorar nuestra visita tenemos lo siguiente.

¿Cómo iniciar el Camino de Santiago?

Hemos preparado una serie de datos muy interesantes que los peregrinos del Camino de Santiago deben conocer. Todo lo que debes evaluar antes de emprender la ruta. Conoce la siguiente clasificación de ideas para hacer del Camino de Santiago más placentero.

Hacer entrenamiento previo

Uno de los mejores consejos para el Camino de Santiago es mejorar nuestra condición física. Es necesario realizar un entrenamiento, no muy exigente pero sí recurrente para que cada paso que demos no sea forzado.

A pesar de existir formas de hacer el camino de Santiago sin entrenar, es necesario hacerlo para que la experiencia a pie sea más gratificante. Es fundamental saber qué ruta tomamos. Algunos caminos demandan mayor exigencia que otros. Además, hay factores climáticos que hacen que la decisión sea más contundente.

Chequeo médico general

Como recomendación inicial es hacernos un chequeo médico que nos indique si estamos en óptimas condiciones para hacer el camino. Sin importar cuál sea, es necesario saber si nuestro cuerpo y mente están capacitados para realizarlo.

La credencial del Camino de Santiago

Poco se habla sobre un tema tan importante para el Camino de Santiago como lo es la adquisición y trámite de la credencial. Se trata de un documento el cual nos permite tener mayor acceso a los servicios y atenciones en el camino.

Desde ingresar a los albergues hasta optar por las ofertas y descuentos en determinados lugares. Pero es todo un proceso para ser reconocido como un verdadero peregrino, al menos dos sellos como mínimo se requieren para tener un mayor beneficio.

Si se hace a pie o a caballo son 100 km mínimos reconocidos y en bici son 200 Km. Con estos se aseguran las autoridades que se hizo el recorrido de forma continua y sin interrupciones o con ayuda de un coche u otro medio.

Para obtener tan importante documento debemos ir a la Oficina de Acogida al Peregrino o a cualesquiera de las asociaciones del Camino de Santiago que hay en España y otros países del mundo. En albergues públicos o parroquias de Santiago o San Juan de Madrid.

El equipaje

Entorno al equipaje hay muchas recomendaciones y consejos para diferentes peregrinos, rutas y modos de viaje. Lo primero es combinar la física y matemática para no tener que pasar tantos problemas. Es decir, nuestra mochila no puede exceder el 10% de nuestro peso total.

Si pesamos 80 kg la maleta debe pesar hasta 8 kg. Con este dato podemos buscar nuestra mochila, la cual debe ser ergonómica, ajustable y especial para este tipo de caminos. Debe ser transpirable, con rejillas para que el viento pase y de buena capacidad.

Con respecto al contenido recomendamos que sea ropa ligera, que no pese mucho y que sea de secado rápido. Las tiendas especializadas venden la indumentaria requerida para hacer de este recorrido más placentero. Si tienes oportunidad visita estas tiendas y compra pantalones, camisas, ropa interior, calcetines y zapatos adecuados para el camino.

El contenido puede variar en función al camino de Santiago que elijamos. También hay que tener en cuenta la época del año que va en sintonía con el clima (primavera, verano, otoño u invierno). Como dato final acerca del equipaje es mejor empacar lo esencial, ni más ni menos, solo lo que usaremos. Esto es vital para no llevar sobrepeso y maltratarnos en la ruta.

Llevar tecnología fotográfica

A veces en estos espacios naturales llevar tecnología fotográfica puede ser algo común. Quienes son amantes de capturar buenos momentos seguramente empacan todo el equipo para hacer una buena toma. Ahora bien, si solamente buscas capturar momentos impactantes sin ser tan aficionado, la cámara del móvil será suficiente. Hay que tener en cuenta, que todo lo que lleves tendrás que soportar su peso durante todo el camino.

Un viaje de ida

Al aventuramos al camino de Santiago sabemos cuándo iniciar la ruta, pero no sabemos cuándo regresar. El motivo es claro, la vía puede cautivarnos de tal manera que lo planificado en tiempo puede variar. Por eso, recomendamos comprar el billete de ida sin fecha de retorno. Con esto nos cubrimos ante las presiones del viaje y podemos hacerlo con total calma.

También puedes calcular 2 o 3 días más, y en caso de llegar antes, acercarte a alguno de los pueblos con encanto que tienes cerca de Santiago.

Cómo hacer las etapas

Las etapas no se parecen en nada e incluso si son del mismo camino. Hablamos de caminos estrechos, amplios, terrenos planos, inclinados, fangosos, estables. Es increíble la variedad de tramos que veremos. Por eso es fundamental conocer bien qué camino elegir y cómo se conforman sus etapas.

Si podemos indagar más sobre las condiciones del terreno en cada vía sería una gran ventaja para nosotros. Otro factor que influye en nuestra condición física, al cual debe estar preparada para hacer el camino con facilidad. En caso contrario y no tener experiencia es mejor no superar los 15 km diarios. Esto representa el 50% recomendado por día.

Si durante la vía notas algo mal en ti, detenerse y descansar es la mejor solución. Si crees que tu equipaje te juega en contra por el peso existen empresas que transportan tu mochila y te la entregan en tu próximo destino. Si la ruta es en verano, se recomienda salir temprano para aprovechar el clima fresco de la mañana y no andar con el calor insoportable de la tarde.

Seguridad, ante todo

La seguridad es un mecanismo de control que debemos implementar, antes y durante el camino. Como recomendamos en el inicio la salud es fundamental y debemos comprobar cómo andamos antes de arrancar. Ya en la ruta debemos implementar otros mecanismos de seguridad.

Desde cuidar nuestras pertenencias hasta nuestra salud es clave para hacer un viaje seguro. Llevar todo lo necesario en medicamentos y un botiquín de primeros auxilios es clave. Pero la mayor protección depende de nosotros en el sitio, saber dónde pisar, comer bien, hidratarse, entre otros.

Podemos contratar un seguro para viajeros que nos respalda ante cualquier eventualidad de mayor impacto. También es recomendable ir al menos en pareja, cuidarse uno al otro es mejor que no tener a nadie. Las señalizaciones son importantes en la ruta, hay caminos que cuentan con buenas señales y otros no tanto.

Comida para el camino

A pesar de existir locales que venden alimentos podemos ahorrarnos gran dinero si llevamos comida enlatada o frutos secos. En si una buena idea es llevar alimentos fáciles de comer, digerir y transportar. En algunos albergues existe la posibilidad de cocinar y preparar alimentos.

Durante la mayor parte del recorrido encontrarás sitios para nuevas provisiones. No lleves más que lo necesario para el día. Si caminas durante la mañana, podrás aprovechar el final de la tarde para las compras del día siguiente.

Regresar desde Santiago de Compostela

El camino de Santiago cuenta con varias rutas, pero todos con un solo sentido que nos lleva a Compostela. Por eso, cuando llegamos a la meta nos encontraremos algo desorientados porque solo las señalizaciones apuntan a Compostela.

Existen varias formas de regresar, pero son las únicas y se componen de un transporte. Puede ser en coche, autobús o avión. Esto hay que tener en cuenta a la hora de hacer el presupuesto para que no nos caiga de sorpresa. La estación de trenes de Santiago de Compostela también es muy recurrida y está cerca de la Catedral. En épocas festivas puede estar muy concurrida.

La mejor forma de salir de Santiago, es en coche de alquiler, o en avión. En caso de volar, ten en cuenta que el Aeropuerto de Santiago de Compostela (SCQ) queda bastante alejado de la ciudad.

Conclusión

Hay puntos o temas que son más importantes que otros. Como por ejemplo la salud física antes de hacer el recorrido. Si esta falla consideramos que el resto no debe hacerse.

La credencial es otra herramienta clave, sin ella no disfrutaríamos bien del recorrido e incluso podríamos padecer de frustrantes interrupciones. El equipaje y la comida también son importantes porque el peso y la alimentación son factores que nos harán llegar cómodamente a Compostela.

Hay que evaluar muchas cosas para este viaje porque se trata de un camino sin retorno. El destino es maravilloso, pero al llegar allí debemos regresar. Hacer el camino de santiago con perros es una travesía muy interesante por eso cada vez más, se habilitan medios de ayuda para los peregrinos.